Loteria del Niño 2015

por | Jul 17, 2014 | Noticias

El retablo mayor de Sta. María de Tauste en la Loteria del Niño

En 2015 aparecerá la imagen de la Adoración de los Reyes Magos, escena de gran calidad de Gabriel Joly

Billete de lotería

Conscientes de su gran valor y con el ánimo de dar a conocer nuestro patrimonio, desde la Asociación Cultural “El Patiaz” propusimos a la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado la inclusión de alguna de las imágenes de este maravilloso retablo en sus décimos.

La grata sorpresa que desde aquí queremos compartir es que nos ha sido aceptada la propuesta: en la Lotería del Niño de 2015 aparecerá la imagen de la Epifanía o Adoración de los Reyes Magos, escena de gran calidad, ubicada en el banco y realizada por el imaginero de ascendencia francesa Gabriel Joly, más conocido por ser el autor del Retablo Mayor de la Catedral de Teruel y uno de los más importantes escultores de su tiempo en Aragón.

Sin lugar a dudas, el retablo mayor de la Iglesia Parroquial de Santa María de Tauste es uno de los más bellos de Aragón, pieza clave de la escultura del primer renacimiento aragonés. Datado entre 1520 y 1529, sus autores fueron Gil Morlanes “el Joven”, Gabriel Joly, Juan de Salas y Juan de Moreto. Pertenece al Plateresco del modelo de entrecalles y está realizado en madera de pino sobredorada y policromada.

Fue pionero en su época, uno de los primeros concebidos en el viejo Reino según los principios de la arquitectura renacentista italiana, superando los esquemas góticos, y sirvió como modelo para futuras composiciones en las iglesias de nuestra comunidad.

Lo más llamativo del mismo es el ingenioso cubo giratorio que esconde en su interior, denominado popularmente como “Rueda de Santa Catalina”, único caso que queda en Aragón, en el que se van rotando las escenas dependiendo de la época litúrgica del año. Una de ellas es el óculo expositor de la Custodia, privilegio concedido por el Papa “Luna”, Benedicto XIII, a las iglesias aragonesas de una cierta entidad.

Desde aquí, queremos destacar y agradecer la colaboración y buena disposición de nuestro párroco, D. José Ignacio Longás Rey, y del Arzobispado de Zaragoza, sin cuyas diligencias no hubiera sido posible este logro.