¡Atención! Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las mencionadas cookies y esta de acuerdo con nuestra política de cookies, clic en el enlace para mayor información.

La regulación en España en materia de cookies, se recoge en el artículo 22.2 de la LSSI (Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico.

Consulte nuestra política de privacidad para obtener más información.

politica de cookies

eszh-CNenfrdeitja
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

La torre mudéjar de la iglesia de San Antón


Situada a los pies de la Iglesia de San Antón adosada al muro norte de la misma-, se trata de una torre de estilo mudéjar de las denominadas “torres mixtas”, es decir, de planta cuadrada en su cuerpo inferior y octogonal con contrafuertes en el superior.

Csan anton 5omo en toda la arquitectura mudéjar aragonesa, su fábrica está hecha a base de ladrillo, yeso y, en este caso, decoración con cerámica de azulejos. Éstos son pequeñas baldosas cuadradas con la superficie vista vidriada, dividida diagonalmente en dos triángulos, uno de los cuales se tiñe de color, dejando el otro en blanco.


Se encuentra asentada sobre una base de piedra de yeso, basamento que resulta especialmente singular. Más bien, parece ser el resto de otra torre que pudo haber anteriormente. De hecho, en las I Jornadas sobre la Historia de Tauste, el profesor Fernández Otal comentaba la existencia de una torre en este mismo lugar, pero en época anterior a la construcción de la que conocemos actualmente. Se han dado noticias sobre el uso de esta plaza como mercado, así como de lugar de reunión del Capítulo de Ganaderos, desde época muy antigua, “al pie de la torre”, etc., incluso la posibilidad de su origen como torreón perteneciente a la muralla del arrabal donde se encuentra, muralla de la que, lógicamente, no queda ningún resto visible, ya que sería de fábrica de tapial, salvo este basamento de la torre, en caso de confirmarse esta hipótesis.

Sobre esta base, se encuentra el cuerpo inferior de la torre mudéjar, de planta cuadrada, el cual termina en una imposta de separación, presentando como única decoración dos bandas de esquinillas o dientes de sierra. Subiendo hacia arriba, después de dicha imposta, empieza un cuerpo, también cuadrado, con ventanales de arcos de medio punto, a razón de tres ventanales en tres de sus caras y dos ventanales en la cara que da al este, pero que, originariamente, fueron también tres, pues aún quedan las huellas de la modificación por la que se convirtió en dos, seguramente para conseguir unos huecos de mayor tamaño donde alojar las campanas que tuvieran previstas.

A continuación va una banda de azulejos con dibujo de cartabón en zig-zag y, sobre la misma, una cornisa de ladrillos aplantillados colocados a sardinel, como remate del cuerpo cuadrado de la torre. Sobre este elemento ya comienza el primer piso del cuerpo octogonal, con contrafuertes en las esquinas y ventanales de arcos de medio punto de doble rosca. En los cuatro triángulos que quedan en la transición de la planta cuadrada a la octogonal, se encuentran sendos pináculos que, además de ser decorativos, sirven de remate al cuerpo cuadrado y protegen estas superficies.

Separado por una banda de azulejos (como todos, en zig-zag), encima va otro cuerpo de las mismas características que el anterior, con la única variación de que, en la cara que da al nordeste, el ventanal es de una sola rosca. Seguramente, en alguna reforma eliminarían la segunda rosca para ampliar el ventanal, por motivos de colocación de alguna campana de mayor tamaño.

san anton 4Como remate de este cuerpo, otra banda de azulejos en zig-zag y, sobre la misma, el alero o “rafe” (que es como se denomina en Aragón); en este caso, una cornisa acodada adaptada al perfil completo de los ángulos de los resaltes del muro.

Para terminar, el chapitel, de aspecto muy airoso, con tejas vidriadas blancas y azules, construido en fecha muy reciente, pues se hizo completo en la última restauración (años 80).

En cuanto al interior de la torre, la entrada se produce a través del coro en alto, situado a los pies de la nave de la iglesia, mediante un hueco que cierra con bovedilla enjarjada. Su planta corresponde a la llamada “estructura de torre hueca”, en este caso dividida en cinco estancias superpuestas muy bien realizadas, aunque con una subida de escalera en la que tanto el replanteo, como los tramos y peldaños, todos de madera, están resueltos de forma desconcertada.
Respecto a su cronología, la historiografía oficial la sitúa a finales del siglo XVI o principios del XVII, aunque pueden apreciarse distintas fases constructivas:

1.- El basamento descrito de tapial de yeso, de época indefinida, pudiendo ser, incluso, de origen islámico.

2.- El cuerpo cuadrado, cuyos miradores de arquetes sencillos delatan que esta construcción puede corresponder al siglo XV, pues en el siglo XIV ya se empiezan a realizar este tipo de galerías, pero en el XVI se construyen de doble rosca, por considerarse de mayor riqueza. La bovedilla enjarjada del hueco de acceso desde el coro puede ser otro detalle para datar esta parte de la obra en época medieval, así como el hecho de que la torre no comparte muro con la iglesia, sino que constituye una edificación completamente independiente.

3.- El cuerpo octogonal, con sus galerías de doble rosca, que es el que verdaderamente cabe situar en el siglo XVI.

Resulta lógico pensar que fuera en esta época, al ponerse de moda la tipología de “torre mixta”, cuando decidieran eliminar la cubierta que tuviera la torre cuadrada para levantar sobre ella el cuerpo octogonal y dotar así a la torre de una mayor esbeltez, realizando aquí los arcos de doble rosca, según la moda del momento.

Ésta es, en síntesis, la descripción de nuestra torre de San Antón, cuya belleza y armonía de proporciones no son nada despreciables. Es preciso recordar que se entiende por “arquitectura mudéjar” aquélla que fue desarrollada por los alarifes mudéjares, es decir, profesionales de la construcción, de religión islámica (posteriormente convertidos al cristianismo), que se quedaron a vivir en sus tierras después de la conquista cristiana, construyendo obras al servicio del poder cristiano y siendo muy bien valorados por su elevada cualificación.

SALAS LAGRANJA, Miguel: "La Arquitectura Mudéjar de Tauste (y II): la Torre de San Antón". Boletín Informativo núm. 21.


 camara fotos pdf

 

 

 

¿Te gusto el artículo? Deja un comentario
titulo guestbook
Do you like this article? Leave a comment
 
buscar

 

 

volver


Descubre Tauste

Registro usuarios

pagar paypal

album galeria fotografica

  • LUGARES DE INTERÉS
  • sta maria ico 90 90
  • la camara ico 90 90
  • monasterio san jorge ico 90 90
  • san anton ico 90 90
  • TRADICIONES
  • dance de tauste ico 90 90
  • rosario de cristal ico 90 90
  • voto san miguel ico 90 90
  • semana santa ico 90 90
  • PATRIMONIO RURAL
  • canal de tauste ico 90 90
  • la gabardilla ico 90 90
  • valdetaus ico 90 90
  • el azud ico 90 90
Scroll to top