NECRÓPOLIS ISLÁMICA DE TAUSTE

Desde que la Asociación Cultural “El Patiaz” comenzara las excavaciones en octubre de 2010, seiscientas sesenta y seis tumbas han sido exhumadas en las sucesivas actuaciones. 

Con la información oral recogida acerca de donde han ido apareciendo enterramientos en las últimas décadas se ha elaborado un plano en el que resulta una extensión de 2.5 Ha para esta necrópolis. Si aplicamos la densidad de enterramientos encontrados hasta la fecha, se calcula que pudo tener unas 4.500 tumbas aproximadamente.

 

Cartel maqbara

LA MAQBARA DE TAUSTE

La primera cata arqueológica realizada en octubre de 2010, promovida por la Asociación Cultural “El Patiaz”, confirmó las sospechas desde el primer momento: los restos hallados respondían inequívocamente a enterramientos hechos bajo el rito islámico: cuerpos depositados sobre el costado derecho y con la cara mirando hacia La Meca. Dataciones mediante carbono 14 descubrieron que este cementerio abarcaba los cuatro siglos de dominio islámico en estas tierras, es decir, desde la época más temprana cuando el islam llega al valle medio del Ebro en el año 714,  hasta comienzos del siglo XII, cuando pasan a formar parte del reino de Aragón.

Leer más…

Portadas prensa internacional 020
“El Patiaz” logra interesar a los medios de comunicación nacionales e internacionales tras la aparición en Tauste de cuatrocientas tumbas islámicas medievales. Gran despliegue informativo sobre la necrópolis.
Excavacion 2013 01
Campo de trabajo promovido por la Asociación Cultural “El Patiaz” en 2013. Veintidós universitarios de distintos  grados, de diferentes lugares de España, se dieron cita en Tauste para  realizar prácticas en sus especialidades en la Necrópolis Islámica de Tauste.
Jaime Carbonel. Estudio torre de Sta. Maria
El verdadero origen del descubrimiento  de la Necrópolis Islámica de Tauste. El trabajo de investigación sobre la arquitectura de la torre de Santa María, llevado a cabo por un equipo multidisciplinar desafiando la historiografía tradicional.

Excavación necrópolis 2013-3

Información sobre el avance de la excavación en el cementerio islámico
Son ya diecinueve las tumbas aparecidas en esta cuarta fase de excavaciones.

Excavación necrópolis 2013-2

El arqueólogo arabista Jesús Lorenzo y la Doctora en Historia Medieval Elena Piedrafita visitarón la excavación

Excavación necrópolis 2013-1

Durante los trabajos en el cementerio musulmán de Tauste, ha aparecido una herramienta tallada de sílex, perteneciente al Paleolítico Medio.

Microdonacion. Empresas colaboradoras

Empresas colaboradoras con el proyecto de excavación de la Necrópolis Islámica de Tauste dirigido por El Patiaz.

Microdonacion. Voluntarios y colaboradores

Si colaboras en cualquier apartado del Campo de Trabajo “Necrópolis Islámica de Tauste” y deseas aparecer en nuestra orla envíanos tu foto, otros ya lo han hecho.

Microdonacion. Aportaciones

APORTACIONES   Recompensas Aunque más bien simbolicas tenemos una serie de recompensas para los diferentes tipos de aportaciones, aunque...

Necrópolis, difusión y congresos

Necrópolis islámica, difusión y congresos
Actuaciones arqueológicas llevadas a cabo por la Asociación y difusión de los proyectos en foros y congresos.Necrópolis islámica, difusión y congresos
Actuaciones arqueológicas llevadas a cabo por la Asociación y difusión de los proyectos en foros y congresos.

Congreso científico Huelva

La necrópolis islámica vuelve a un congreso científico con un estudio de paleodieta promovido por El Patiaz, en la Unv Inter de Andalucía, en Huelva.

Archaeological Channel. Video News

El vídeo de la excavación de la necópolis islámica se verá en 25 emisoras de televisión por cable de 16 estados norteamericanos

Excavación necrópolis 2014

Encontradas 24 tumbas en la IV fase de las excavaciones de la necrópolis islámica de Tauste promovida por la Asociación Cultural “El Patiaz”,

The Islamic necropolis of Tauste (Zaragoza, Spain). Project

This project proposes a three-line investigation -by independent studies of DNA, paleo diet and radio carbonic analysis to ratify the results that place the necropolis between the 8th and 11th centuries.

Islamic cementery in Tauste news

Given the importance of the finding, the Cultural Association “The Patiaz” keeps in touch with organizations related to the academic world (archeology and anthropology), and the media (press, radio and television).

Microdonacion. Aportaciones

APORTACIONES   Recompensas Aunque más bien simbolicas tenemos una serie de recompensas para los diferentes tipos de aportaciones, aunque...

Microdonacion. Empresas colaboradoras

Empresas colaboradoras con el proyecto de excavación de la Necrópolis Islámica de Tauste dirigido por El Patiaz.

Microdonacion. Voluntarios y colaboradores

Si colaboras en cualquier apartado del Campo de Trabajo “Necrópolis Islámica de Tauste” y deseas aparecer en nuestra orla envíanos tu foto, otros ya lo han hecho.

Actuación arqueológica

Necrópolis Islámica de Tauste. Amplia repercusión en medios informativos y web especializadas.

Trepanned skull

Trepanned skull found in the Islamic necropolis is dated between the 8th and 11th centuries. Bone regeneration indicated the person had lived after the operation.

Necrópolis. Informe antropológico

El estudio antropológico permitió identificar el sexo, la edad y la altura de la mayoría de los esqueletos conservados.

La maqbara de Tauste

Uno de los datos más interesantes que nos aporta la necrópolis es la extensión que se demuestra para el pueblo en aquella época, teniendo como premisa que los arrabales del mismo tenían que llegar hasta este lugar. Aplicando las densidades medias calculadas para una ciudad andalusí de aquella época, tanto en la medina (casco fundacional) como en los arrabales, cabe estimarse una población cercana a los 3.000 habitantes.

 Los estudios llevados a cabo en 2008 sobre la torre de Santa María de Tauste, desde el punto de vista arquitectónico, ponían en evidencia que no se trataba de una torre mudéjar construida en el siglo XIII, como siempre se la había considerado, sino de un alminar contemporáneo del palacio de la Aljafería de Zaragoza. Ello implicaba que tuvo que pertenecer a una mezquita de una grandeza acorde a la de esta torre y, por tanto, a una población importante, algo que chocaba frontalmente con la versión tradicional de la historia, según la cual, Tauste, antes de la llegada de Alfonso I el Batallador, no había tenido apenas entidad de población.

La certeza de estas conclusiones indujo a buscar a aquellas gentes que supuestamente nunca habían existido, puesto que, una población importante, también hubo de tener un cementerio de notables dimensiones. De los estudios arquitectónicos se pasó a los meramente urbanísticos, buscando la huella del trazado urbano de aquella ciudad en las calles del Tauste actual.

A diferencia de los cristianos, que hasta el siglo XIX enterraron a sus muertos dentro de las iglesias o en las inmediaciones de las mismas, los musulmanes fundaban sus cementerios o maqbaras fuera del casco urbano, aunque pegado a la muralla exterior de mismo y junto al camino principal que llegaba a esa ciudad. Se trataba de una costumbre heredada de la época romana, en la creencia de que sus antepasados allí enterrados iban a proteger a la población contra la entrada del mal (enfermedades, invasiones enemigas, etc.). Según esto, el lugar más posible para estar ubicada esa maqbara era en la parte sur de la ciudad, por donde venía el camino de Zaragoza. Coincidía esta sospecha con el hecho de que, desde décadas atrás, venían apareciendo restos humanos en esta zona cada vez que se realizaban excavaciones para cimentación de edificaciones o redes de saneamiento. La explicación generalmente admitida para estos hallazgos tenía su origen en una epidemia de cólera que asoló Tauste en 1885, de la que se decía que la mortandad era tan elevada que no daba tiempo a enterrar a los muertos convenientemente y que hubo que improvisar fosas comunes. ¿Y si resultaba que estos muertos no eran los supuestos del siglo XIX sino la población musulmana que se andaba buscando?

La primera cata arqueológica realizada en octubre de 2010, promovida por la Asociación Cultural “El Patiaz”, confirmó las sospechas desde el primer momento: los restos hallados respondían inequívocamente a enterramientos hechos bajo el rito islámico: cuerpos depositados sobre el costado derecho y con la cara mirando hacia La Meca. Dataciones mediante carbono 14 descubrieron que este cementerio abarcaba los cuatro siglos de dominio islámico en estas tierras, es decir, desde la época más temprana (el islam llega al valle medio del Ebro en el año 714) hasta comienzos del siglo XII, cuando pasan a formar parte del reino de Aragón. El dato más curioso fue el hallazgo de la tumba islámica más antigua de la península ibérica, junto con otras encontradas en la plaza del Castillo de Pamplona, de todas las datadas hasta entonces por métodos radiocarbónicos, algo sorprendente por tratarse del norte de la península, así como el legado arquitectónico que se descubre aquí de aquella época en un país como España donde solo se tiene conciencia del mismo en Córdoba, Sevilla, Granada y poco más.

Con las informaciones orales recogidas de los vecinos acerca de dónde habían ido apareciendo enterramientos en las últimas décadas, se elaboró un plano en el que resultaba una extensión de esta maqbara de al menos 2 Ha, a la que, aplicando la densidad de enterramientos encontrados, resultaban unas 4.500 tumbas de personas adultas, más las infantiles intercaladas entre las mismas. Hallazgos e informaciones recogidas con posterioridad conducen a pensar que bien pudo alcanzar las 3 Ha de superficie.

El hallazgo arqueológico resultó ser uno de los más importantes de Aragón en los últimos tiempos, pues da un vuelco total a la consideración histórica, no solo de Tauste, sino de buena parte de lo que fue la Marca Superior de Alandalús (Ath-Thagr al-‘Alà), es decir, el valle medio de Ebro, tanto por la alta demografía que se demuestra para aquel entonces como por su legado, muchas veces camuflado dentro de la denominación errónea de “mudéjar”.

Para proteger este yacimiento, El Gobierno de Aragón catalogó un área de unas 4 Ha. Catas posteriores, también promovidas por El Patiaz, fueron ratificando todo lo descubierto hasta llegar a esta excavación realizada con motivo de las obras de urbanización de la avenida Obispo Conget.