¡Atención! Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las mencionadas cookies y esta de acuerdo con nuestra política de cookies, clic en el enlace para mayor información.

La regulación en España en materia de cookies, se recoge en el artículo 22.2 de la LSSI (Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico.

Consulte nuestra política de privacidad para obtener más información.

politica de cookies

eszh-CNenfrdeitja
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

escudo

villa de tauste 03

Foto: Francisco Tovar Lumbreras.

DONDE ESTAMOS


Para acercarnos a Tauste bien podríamos recordar el sobrenombre que Castillo Genzor le adjudicó y popularizó como “Puerta de las Cinco Villas”. Pero por su enorme extensión (casi 405 km2), por su población, por su variedad paisajística y por su gran singularidad cultural y artística, limitar su papel al de acceso natural a la comarca (que lo es) resulta injusto.

Tauste se asienta en un gran solar, herencia del rey aragonés Alfonso I quien, para favorecer el asentamiento de población por su carácter fronterizo con el Reino de Navarra, le dotó de amplio término y singulares privilegios. Linda con el término municipal de Zaragoza por el este y se extiende hasta la provincia de Navarra por el oeste, con el término de Ejea por el norte y con el Ebro al sur. Un territorio de sasos (tierras ricas asentadas sobre glacis colgados), sardas (pedregosas y de mala calidad), vales, puis (cabezos de cierta altura), salobrales, lomas y cabezos; barrancos de fondo plano que semejan uadis saharianos y calizas a modo de hamadas desérticas que desembocan en los frondosos sotos del Ebro y del Arba. Un espacio abierto y tendido en forma de U entre las plataformas tabulares del Castellar (742 metros de altura en la Plana de Muses) y de la Bardena (627 m en el cabezo de Sancho Abarca) en medio del cual discurre, de norte a sur, el río que da unidad a su territorio: el Arba. Todo ello proporciona a Tauste una variedad paisajística y una diversidad bioecológica poco conocidas.

El Arba es el río de Tauste. El agua ha sido siempre su pasión. El agua es su riqueza. Donde llega el agua, Tauste es un vergel. Donde no, el dominio de los secanos mediterráneos y semidesérticos tapizados por especies vegetales de labiadas aromáticas y espinosas y coronados por masas arbóreas de pinos y carrascales en las zonas más altas. Y por el sur, limitando su término en unos cuantos kilómetros, el Ebro quien tradicionalmente ha proporcionado sus aguas al Canal de Tauste y ha hecho de su huerta baja un ejemplo de producción y aprovechamiento. La huerta alta, que se nutre de las aguas del Arba, es menos extensa y sus riegos, más inciertos.

El secano fue tradicionalmente tierra de pastos y cereales. Pero la actividad ganadera sigue manteniéndose firme aunque ha ido cediendo terrenos por efecto de diversos avatares históricos: las desamortizaciones del XIX y la roturación de terrenos (verdadera revolución agrícola en la zona) en el primer tercio del siglo XX. La posterior puesta en marcha de los planes de riego Bardenas I y Bardenas II han hecho cambiar su papel a favor de una agricultura pujante y muy modernizada asentada en sus más de 20.000 hectáreas de regadío.

Tauste sufre (y, a veces, goza) un clima seco con escasa aportación de lluvias, rigurosos calores veraniegos y relativos rigores invernales. Convendría huir de tales épocas para conocerla y disfrutar de ella en sus suaves y apacibles días de otoño aunque nada como la primavera y primeros días del verano para apreciar la variedad de verdes que surgen del agua en contraposición a los amarillos pajizos del secano. No se lo pierdan.

JNA

Villa de prov. de Zaragoza, de la que dista 45 km., emplazada a 267 m. de alt. Municipio de 405 km.2. La más meridional de las Cinco Villas, se encuentra ubicada en la margen izquierda del río Arba, próximo ya a su desembocadura en el Ebro. Durante la Reconquista, pasa a manos cristianas, conquistada por Alfonso I el Batallador en su descender hacia Zaragoza. Ramiro II comienza su repoblación atrayendo gentes de otros lugares, gracias a su carta puebla. El núcleo antiguo se apiña en torno a la iglesia de Santa María. Contrariamente a lo que es habitual, que la parte antigua queda en alto y el ensanche moderno busca el llano, en Tauste el moderno crecimiento tiende a buscar la zona más elevada que es la que se sitúa a la derecha de la carretera de acceso desde Zaragoza. Este moderno ensanche tiene su máximo desarrollo en los años 1950-60, y ofrece un panorama de aspecto ciudadano, con amplias calles y modernos edificios.

Pertenece a las Cinco Villas y es la más meridional de todas y al igual que las otras cuatro, conserva Tauste, todavía hoy, el titulo histórico-jerárquico de villa infanzona, que antiguamente daba derecho a sus naturales y vecinos para lucrarse de todos los honores, libertades, franquicias y demás exenciones propias de los caballeros infanzones del reino, en posesión de sus ejecutorias.

En 1444 el Príncipe de Viana, D.Carlos, dio concesión a la Villa de Tauste para prolongar una acequia que regaba los términos de Cabanillas y Fustiñana. Pero la guerra civil navarra de 1451 y la muerte del Príncipe en 1461, interrumpió la obra ya iniciada. El 27 de Julio del 1529, Carlos I concede un nuevo privilegio para hacer un canal de riego desde cualquier punto del Ebro y tras largas negociaciones con los pueblos de Fustiñana, Buñuel y Cabanillas, se inician las obras en 1553 que se terminan en 1561. En el último tercio del siglo XVIII, bajo la "protección" de Pignatelli se produce la tercera etapa de obras en la que se amplia y mejora la capacidad de riego y en la segunda mitad del XIX, los pueblos propietarios obtienen la devolución del Canal.

Aquellos privilegios, concesiones y derechos fueron confirmados por Felipe IV en real cédula de 1626; lo mismo hizo Felipe V, agradecido por la heroicidad con que la villa de Tauste defendió su causa en las guerras de sucesión. También le fue concedido un privilegio real, confirmado por el Papa Julio III, para cursar estudios de Gramática, Retórica y Filosofía.

Tauste usa por armas heráldicas escudo partido en pal, primer cuartel de oro con las barras de Aragón y segundo de plata con un castillo pardo entre peñas. En escusón lleva sobre campo azur una flor de lis de oro. Bordura de plata con la leyenda en sable «Muy noble, muy leal, fidelisima y muy benéfica villa de Tauste».

  Gran Enciclopedia Aragonesa 

 Enlaces de interés:

Carta Puebla de Tauste

Carta Puebal de Tauste. Transcripción manuscrita del año 1876

icono camara fotosicono youtube

 

 

 

 

 

volver

separacion

 

Descubre Tauste

Registro usuarios

pagar paypal

album galeria fotografica

  • LUGARES DE INTERÉS
  • sta maria ico 90 90
  • la camara ico 90 90
  • monasterio san jorge ico 90 90
  • san anton ico 90 90
  • TRADICIONES
  • dance de tauste ico 90 90
  • rosario de cristal ico 90 90
  • voto san miguel ico 90 90
  • semana santa ico 90 90
  • PATRIMONIO RURAL
  • canal de tauste ico 90 90
  • la gabardilla ico 90 90
  • valdetaus ico 90 90
  • el azud ico 90 90
Scroll to top