¡Atención! Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las mencionadas cookies y esta de acuerdo con nuestra política de cookies, clic en el enlace para mayor información.

La regulación en España en materia de cookies, se recoge en el artículo 22.2 de la LSSI (Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico.

Consulte nuestra política de privacidad para obtener más información.

politica de cookies

eszh-CNenfrdeitja
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Hallado en Tauste un utensilio hecho por el hombre de Neandertal

En tres meses dos descubrimientos sorprendentes del paleolítico.

 

silex jose manuel 2silex jose manuel 1raedera 1

A la izquierda  la punta "musteriense" aparecida en marzo. A la derecha y de tamaño un poco mayor la herramienta igualmente de silex aparecida en julio en la excavación del cementerio islámico de Tauste

El pasado 28 de marzo, José Manuel Aragüés Pola encontró sobre la zahorra de las obras de pavimentación de la calle Hernán Cortés una piedra que le llamó la atención por su forma y características. Pensando si podría tratarse de un hallazgo interesante, lo puso a disposición de la Asociación Cultural “El Patiaz”.

Informar, en primer lugar, que esta “piedra” llegó al lugar del hallazgo, inevitablemente, en uno de los viajes de zahorra procedente de la cantera municipal, situada a unos seis kilómetros al norte del casco urbano, entre la carretera Tauste-Ejea y el río Arba, (término conocido como “Saso de Mira”). Geológicamente, se trata de un terreno de sedimentación en el entorno del propio río y, por la profundidad de la excavación en la que se encuentra la cantera actualmente, podemos afirmar que la pieza pudo estar a unos tres o cuatro metros de profundidad respecto de la superficie del terreno, antes de ser excavado.

Consultado el hallazgo con personal experto y estudiada adecuadamente la pieza, se llega a la conclusión inequívoca de que se trata de una punta musteriense, tallada, fabricada sobre un lasca de sílex gris de 43 mm de en la parte más ancha, unos 90 mm de longitud y un espesor medio de 13 mm. Su factura es equilibrada y con los bordes bien retocados. Corresponde a un tipo de útil común en el Paleolítico medio y utilizado por el llamado Hombre de Neandertal (Homo sapiens neanderthalensis), especie humana que habitó Europa, y por lo tanto la Península Ibérica, aproximadamente entre el 150.000 al 30.000 a.C. Este utensilio es calificado como “musteriense” porque es el nombre que, de manera genérica, se le da a la industria lítica típica de este periodo al haber sido el yacimiento francés de Le Moustier el primer sitio donde se describió. Por comparación con otros estudios, dicha punta pudo utilizarse enmangada en un vástago de madera o asta y usada a modo de lanza.

Tres meses después de este hallazago en la excavación que se esta llevando a cabo y entre la zahorra de relleno, aunque descontextualizado del periodo que se pretende excavar, ha sido hallada una herramienta de silex tallada, un poco más grande que la anterior pero de la misma factura y que igualmente corresponde a un tipo de útil del Paleolítico medio y utilizado por el Hombre de Neandertal

raedera 2Nos encontramos ante la huella material de la presencia, a orillas del río Arba, de grupos familiares de individuos neandertales que recorrían estas tierras en busca de animales que cazar y frutos silvestres que recolectar. Aunque las cuevas y abrigos rocosos son los lugares donde mejor se han preservado sus vestigios arqueológicos (incluso los restos óseos de los propios hombres), se ha documentado que también ocuparon zonas al aire libre. Sus campamentos eran itinerantes, pues dependían de la climatología y de los recursos que cada espacio natural les ofrecía. Así, el ciclo anual de aquellas gentes estaba ligado, entre otras cosas, a la presencia de vegetales y animales para su máximo aprovechamiento, tanto para su nutrición (aporte de vitaminas, proteínas, grasas y fibras), como para otros usos diversos (pieles para cubrirse y para transportar enseres o fibras para atar). Por comparación con otros yacimientos excavados en cuevas aragonesas, sabemos que los neandertales que fabricaron estas puntas de piedra cazaban y procesaban con ellas caballos, ciervos y cabras montesas, pero no despreciaban los conejos u otras presas menores. También se defendían de las fieras con las que tenían que competir, como leones, hienas, osos y sobre todo lobos. Queda también documentado que dominaban el fuego.

En la provincia de Zaragoza hay un importante grupo de yacimientos al aíre libre de esta cronología en la Comarca del Campo de Borja, mientras que en las zonas montañosas de las provincias de Huesca y Teruel predominan los hábitats en cueva o abrigos rocosos.

Los neandertales desaparecieron de Europa a la vez que los seres humanos modernos (Homo sapiens sapiens, o sea, nosotros) se expandían lentamente por este territorio procedentes de África a través de Asia menor, por lo que la Península Ibérica fue para los neandertales su último reducto.

Desde estas líneas, agradecer a José Manuel Aragüés su deferencia hacia nuestra Asociación por haber puesto a nuestra disposición tan importante hallazgo.

 

 

 

¿Te gusto el artículo? Deja un comentario
titulo guestbook
Do you like this article? Leave a comment
 
buscar

 

 

 

Descubre Tauste

Registro usuarios

pagar paypal

album galeria fotografica

  • LUGARES DE INTERÉS
  • sta maria ico 90 90
  • la camara ico 90 90
  • monasterio san jorge ico 90 90
  • san anton ico 90 90
  • TRADICIONES
  • dance de tauste ico 90 90
  • rosario de cristal ico 90 90
  • voto san miguel ico 90 90
  • semana santa ico 90 90
  • PATRIMONIO RURAL
  • canal de tauste ico 90 90
  • la gabardilla ico 90 90
  • valdetaus ico 90 90
  • el azud ico 90 90
Scroll to top