¡Atención! Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las mencionadas cookies y esta de acuerdo con nuestra política de cookies, clic en el enlace para mayor información.

La regulación en España en materia de cookies, se recoge en el artículo 22.2 de la LSSI (Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico.

Consulte nuestra política de privacidad para obtener más información.

politica de cookies

0
0
0
s2smodern
powered by social2s

judería tauste 2018 11.

judería tauste 2018 10.

judería tauste 2018 12

La asociación cultural El Patiaz reivindica el legado judío de Tauste y trabaja para dar un nuevo impulso al estudio de la aljama con la delimitación del espacio que ocupaba en el corazón del casco antiguo de la localidad. El presidente de esta asociación, Francisco Castillo, destaca la voluntad de revisar los proyectos que se definieron en 2005 al amparo del proyecto de la DPZ Aragón Espacio Sefarad bajo la coordinación del investigador Miguel Ángel Motis.

La primera iniciativa será la colocación de las nuevas placas en las calles. «Recientemente, desde el Ayuntamiento y con la colaboración de El Patiaz se ha acometido la fabricación de las placas cerámicas de señalización con los antiguos nombres de las calles que la componían», explicó Castillo.

A finales de septiembre se llevó a cabo una visita a la judería taustana junto a la arquitecta Magdalena Aragonés, encargada por la DGA de inventariar el patrimonio judío, junto con el presidente del Centro de Estudios del Bajo Martín José Ángel Guimerá, todos ellos asociados al proyecto ‘Aragón Sefarad. Legado y Memoria’ que patrocina el Gobierno de Aragón con la intención de potenciar el patrimonio cultural judío aragonés y colocarlo donde históricamente se merece.

Los técnicos, junto a representantes municipales y a los vecinos de Barrionuevo, visitaron algunas viviendas levantadas en esa época y que todavía mantienen intactos algunos de sus elementos arquitectónicos. «Ojalá esta visita sirva para tomar conciencia y poner en valor otro atractivo turístico más de nuestra villa», dijo Castillo.

«Una vez que los técnicos emitan su informe, las placas se instalarán en el lugar adecuado. Se han recuperado los nombres antiguos, la calle de San Bartolomé mantiene el mismo pero López de Arbizu es la Calle del Perro y Pedro IV la Calle de la Flor», apuntó el presidente de El Patiaz.

Castillo precisó que el espacio que va a delimitarse es el ocupado por la judería a partir de 1415 cuando la comunidad hebrea se segrega y se levanta un muro de separación. Éste delimitaría un cuadrante entre las calles Pedro IV y López de Arbizu. En su interior estaría la calle San Bartolomé. En 1492, los judíos son expulsados y la judería pasaría a llamarse Barrionuevo, un espacio habitado por judíos conversos. A ellos se les llamó cristianos nuevos, de ahí la denominación de Barrionuevo que todavía hoy se mantiene.

Según el estudio ‘La Judería de Tauste’, coordinado por Margarita Castillo, las primeras noticias de la comunidad hebrea en Tauste se remontan a la conquista de la villa por Alfonso I en 1.105. Entre 1405 y 1495 existieron entre 22 y 28 hogares los que supone alrededor del 15% de la población total.

 

 

Descubre Tauste

Registro usuarios

Scroll to top