¡Atención! Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las mencionadas cookies y esta de acuerdo con nuestra política de cookies, clic en el enlace para mayor información.

La regulación en España en materia de cookies, se recoge en el artículo 22.2 de la LSSI (Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico.

Consulte nuestra política de privacidad para obtener más información.

politica de cookies

0
0
0
s2smodern
powered by social2s

D. Manuel Ruiz Baquedano

“El Patiaz” pone a disposición de todos el legado de tan ilustre taustano

camara fotos

La figura de Don Manolo (como popularmente se le conocía) es muy conocida en Tauste por su colaboración en los Programas de Fiestas, donde sus coplas, “Al son del requinto”, llegaron puntualmente durante más de 50 años constituyéndose casi en una más de las tradiciones de las fiestas de la villa.

Hombre polifacético, de espíritu artístico y alma bohemia, su inclinación por el teatro, la poesía y la música le llevaron a deambular por los ambientes del espectáculo olvidando el empeño de sus padres (Don Manuel, veterinario, y Dña Ana Baquedano, maestra de larga trayectoria y mejor magisterio en nuestra villa) en hacer de él abogado, médico o veterinario hasta que Josefa Gastesi (Pepita para él) le hiciera asentar la cabeza aunque nunca olvidara él su espíritu artístico que seguiría desarrollando a lo largo de su vida.

Nacido en Tauste en 1901 estudió con Don Joaquin Aguilar con compañeros como Ramón J. Sender, Enrique Sangüesa o Mariano Bayarte, a quienes los chicos de su edad denominaban “los pijaitos” por su extracción social. Posteriormente estudió como interno en el Colegio de Escolapios de Zaragoza trasladándose a Madrid y Barcelona donde, dejando a un lado sus estudios, desarrolló diferentes actividades artísticas dada su excelente disposición para el teatro, la música y la literatura hasta que su vida se cruzó con la de Pepita Gastesi, a quien ya conocía de Tauste donde su padre había sido destinado como teniente de la Guardia Civil, que le arrastró hacia los estudios de Magisterio, que terminó en 1926. Aprobadas las oposiciones en 1927 se trasladó a Sert, Lérida, donde estuvo destinado durante tres años. Se casaron el 28 de julio de 1928 en Pamplona donde su padre había sido destinado. En 1930 se pudieron reunir en Astorga, León, y al año siguiente ambos obtuvieron plaza en Barcelona, él en el grupo escolar “Hermenegildo Giner de los Ríos” y ella en el Colegio de Jesuítas.

manuel ruiz baquedano 001manuel ruiz baquedano 002

La Guerra Civil les pilló de vacaciones en Tauste y ante la imposibilidad de volver a Barcelona, aquí continuaron su docencia hasta poder regresar a la Ciudad Condal, una vez finalizada la guerra. En Tauste se encargó del 6º curso donde sus alumnos le recordaban por su espíritu innovador tanto en los aspectos motivacionales como en la práctica pedagógica, donde sus habilidades musicales e interpretativas constituían un fuerte atractivo para ellos.

Aficionado a tocar el piano y el violín y asiduo a las funciones de ópera y zarzuela del Liceu, fue autor de diversas canciones y pequeñas partituras. Escribía asiduamente en revistas sobre temas, educativos, culturales y deportivos, pues entre sus muchas aficiones tenía especial debilidad por el fútbol, llegando a ser Presidente del equipo de Tauste. Colaboró activamente en el Centro Aragonés de Barcelona donde dirigió la sección del Orfeón y escribió en su Boletín del Centro, siendo persona muy estimada recibiendo diversas distinciones por su labor pedagógica.

thumb manuel ruiz baquedano 003manuel ruiz baquedano 004

Tras su jubilación en 1966, el matrimonio se mudó a Zaragoza hacia 1971. Especialmente emocionante para él fue la imposición de la insignia de la Villa por parte del Alcalde D, Luis Martínez Lahilla y la erección de un monolito en el Parque de Santa Bárbara en 1995. En esa época con la ayuda de un antiguo alumno, Miguel Caro Andrés, hijo de otro maestro de Tauste, reunió sus obras en una publicación que llamó “Confieso haberme he apasionado” donde recoge gran parte de su producción literaria y musical y diversos documentos de su vida y familia y “Al son del requinto” donde destacan sus coplas dedicadas a Tauste y la Virgen de Sancho Abarca en las fiestas patronales de Abril.

manuel ruiz baquedano 006manuel ruiz baquedano 007

Unos años antes el matrimonio se trasladó a una residencia donde permanecieron hasta el su fallecimiento, el 16 de abril de 1995 el de Dª Pepita y dos años más tarde, en junio de 1997, el de D. Manuel. Contaba 96 años. Por expreso deseo de ambos fueron enterrados en Tauste junto a sus padres D. Manuel y Dª Ana y sus hermanas Pilar y Teresa.

Quiero que sepan en Tauste / que no puedo morir; / tengo que hacer estas coplas / y a mi me gusta cumplir”, escribió. Otra de sus coplas se prestaría a servirle de epitafio.

Tauste: cuando a ti me lleven
y yo no pueda ya verte,
no extrañes que el corazón
vuelva a latirme muy fuerte.

Nadie puede escapar a ese destino, pero aunque hace ya muchos años que dejó de cumplir ese encargo, aún sigue presente en la mente de muchos taustanos y taustanas.

Hoy El Patiaz le trae al recuerdo de todos aportando alguno de sus documentos. La mayor parte de los mismos ya fueron publicados en su libro en 1995. Otros son novedosos como los Pliegos de Cargos de la Comisión Depuradora del Magisterio de Barcelona, suyo y de su esposa, por haber pertenecido “antes del glorioso Movimiento Nacional” a la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (hoy FETE-UGT), si bien no dejó constancia de su resolución por lo que, presumiblemente, no pasó de ahí.

 

  manuel ruiz baquedano 008   documentos personales

  • Investigación, documentación y redacción:
  • Jesús Zueco Giménez
  • Carlos Sancho Coscolluela
  • Javier Núñez Arce

 

 

icono redaccion

 

 

Descubre Tauste

Registro usuarios

Scroll to top